UNA VUELTA POR IBIZA Y FORMENTERA

Etiquetas - palabras clave: , ,

Propuesta de viaje

La vía más habitual para ir a Ibiza y Formentera es desde Dénia por el recorrido más corto, aunque también se suele hacer desde Alicante, Altea, Jávea, Cartagena etc. E incluso desde Barcelona como en la ruta de una semana Barcelona Ibiza Formentera, que llega hasta Sant Antoni de Portmany para posteriormente recorrer la parte oeste de la isla, recalar en Formentera, y luego volver a costear la parte este de Ibiza pasando por Tagomago hasta la cala Portinatx, último punto de fondeo para regresar de nuevo a Barcelona.

Si cuentas con una semana o más, puedes navegar durante todo el día para hacer las cincuenta y tantas millas hasta Ibiza o Formentera desde la península, como en la ruta propuesta por Jaume de una semana completa: Ruta Dénia Ibiza, que recorre todo el norte de la isla de Ibiza para luego acabar en la isla de Formentera.

Si te va la competición donde poner a prueba tu pericia como patrón, te aconsejamos apuntarte a la regata de altura Ruta de la Sal versión Este, que va desde Dénia hasta Sant Antoni de Portmany, dejando la isla de Formentera, Tagomago e Ibiza por babor. Se suele organizar siempre en Semana Santa, marzo o abril.

Cuando solo dispones de un fin de semana o puente largo, lo mejor es llegar a Dénia un jueves por la tarde noche, cenar en la misma Marina de Dénia, en Rumbo 90 por ejemplo, o en cualquiera de los múltiples restaurantes que hay en el pueblo, para luego zarpar a las doce de la noche a la luz de la luna si la hubiera y navegar toda la noche. Podrás encontrar todos los detalles de este viaje en la Ruta Dénia Ibiza Formentera y en los cuadernos de bitácora Viaje Ibiza y Formentera y El espíritu del “Orgullo de Pedreña” por Ibiza y Formentera.

Amanecer en alta mar es una experiencia extraordinaria. Llegarás a la isla de Ibiza sobre la una de la tarde, justo para fondear y visitar Las Salinas y comer después de un bañito relajante en el restaurante Malibú.

Amanecer llegando a Ibiza

Más tarde, visitar la cala Yondal y tomar la primera copa tumbado en una de las hamacas dobles y redondas del famoso Blue Marlin, con gran ambiente por la tarde noche, o en Yemanyá, que también es una buena idea. La primera noche, te recomiendo pasarla en Ibiza.

Después de descansar un rato en el barco, puedes cenar en alguno de los muchos restaurantes de la ciudad o salir a buscar alguno fuera. Puedes ver una selección sitios en nuestro artículo: Dónde ir en Ibiza y Formentera, donde se describe las playas y calas, así como los restaurantes, bares de copas y discotecas más de moda.

Sin duda no dejes de visitar la fortaleza de Dalt Vila, con una muralla renacentista construida en tiempos de Carlos I y Felipe II, dotada de grandes baluartes y que forma el núcleo de la capital de la isla junto a su castillo. Si te apasiona la historia te recomiendo leer el artículo Murallas de Dalt Vila en esta mismo portal. Este recinto suele ser testigo de múltiples eventos artísticos, sociales y culturales de la isla. Durante el paseo por la ciudad puedes hacer las compras en los mercadillos de la ciudad, sobre todo en los hippies, que son de visita obligada.

Fortaleza Dalt Vila

Después de cenar… Lo que el cuerpo aguante, ¡estás en Ibiza!. ya sabes dar una vuelta por Pachá, Amnesia… pero casi es mejor ver sobre la marcha qué apetece más.

En el caso de que llegues a Ibiza en avión, te sugiero alquilar un barco por ejemplo en la agencia de chárter de barcos Navigarte Ibiza, localizada en el Puerto Deportivo Marina de Botafoch. De esta manera eliminas la componente de aventura que tiene la travesía desde la península, pero está claro que es mucho más cómodo. Llegas directamente al puerto, te arreglas, lo estibas todo, cenas, etc, y al día siguiente ya te planteas la travesía.

Si vas hacia Formentera, tienes que saber que son dos horas de navegación a vela. Si es la primera vez que navegas por esta zona, te sugerimos una rutas por el sur de la Isla de Ibiza saltando a la isla de Formentera: Una vuelta por Ibiza y Formentera. Aunque tengas experiencia y conocimiento de la zona, en general, te aconsejo no pasar por el Freu Mediano y menos de noche. Y tampoco por el Freu Chico a no ser que navegues en una embarcación pequeña de poco calado.

La mayoría de la calas Formentera tienen un gran encanto, pero como no se pueden visitar todas, tienes que elegir. La primera y casi imprescindible es el fondeo al sur de la isla de Espalmador, conocida por ser el lugar donde te puedes embadurnar de barro en una pequeña laguna fangosa, aunque ya no está permitido, pero se puede visitar. Esta isla forma parte del Parque Natural de Ses Salines d´Eivissa y Formentera.

Isla de Espalmador

No dejes de pasear por las playas de Espalmador, como las que hay enfrente de Islas Redonda y Pouet, de aguas transparentes y arena blanca.

En la playa de las Illetes, situada entre un molino viejo y la isla de Espalmador, ve a comer a Es Molí de Sal o a Juan y Andrea. El primero presenta una unas vistas espectaculares y un pequeño muelle a la puerta del restaurante que facilita el acceso. Dependiendo de la economía puede resultar caro. Al sur del molino, podrás encontrar la playa del Cabali Borras en la cala Savina.

Luego te puedes tomar unos mojitos en el BigSur, uno de los chiringuitos más de moda de Formentera, que está en la carretera de Es Pujols en La Savina, cerca de la playa de Ses Illetes. Allí podrás encontrar muchas celebridades y futbolistas, y disfrutar de una espectacular puesta de sol.

Otra es la cala Sahona ya en la isla de Formentera, una de las mejores conservadas de todas las Islas Baleares, rodeada de pinares, montañas y dunas. Enfrente, una playa muy concurrida, con cientos de hamacas y sombrillas.

Fíjate antes de llegar a esta cala, a babor, verás la torre de la Gavina, una de las cinco torres que formaron parte de la seguridad frente a los piratas berberiscos procedentes del norte de África durante la segunda mitad del siglo XVIII de Formentera, y que sirvió para el desarrollo de la población en aquellos tiempos.

Cala Sahona

Como ya estás en Formentera, lo más lógico será pasar la noche en una de sus calas o en Formentera Mar o en la Marina de Formentera. Una vez allí, tienes la opción de hacer un bautismo de buceo en las instalaciones de Vellmari Diving Center, un centro con una gran experiencia y larga trayectoria que se adaptan a tus necesidades. Otra sugerencia más tranquila y placentera es alquilar una moto y dar un paseo por toda la isla. Existe una gran oferta de empresas que alquilan tanto motos como coches.

Puedes cener en el mismo Formentera o mejor moverte al pueblo de Es Pujols, que está a unos 5 minutos en taxi, donde además de haber muchos restaurantes, hay muchísimos chiringuitos donde tomar copas.

Que sepas que el 30 de mayo son las Fiestas de Sant Ferran, las primeras de la época veraniega, en la que podrás ver gran cantidad de actividades culturales, desde actuaciones musicales, exposiciones, espectáculos infantiles, hasta bailes tradicionales. Más tarde, el 23 de junio, son las fiestas de Sant Joan, en La Mola. Con el espectáculo de la hoguera de San Juan con sonido de la tradicional gaita campesina, la fiesta de Flower Power y varios conciertos. Si necesitas más información, pincha AQUÍ para ver todo el calendario de eventos en Formentera.

Dependiendo de tiempo que te hayas tomado, Si has venido en avión tendrás que volver a Ibiza para tomar el avión de regreso, y si has venido desde la pensínsular  tendrás que volver a la penísula.

surcando

Lo que necesitas para organizar tu travesía

Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.