RÍAS BAIXAS

Etiquetas - palabras clave:

Propuesta de viaje

Las Rías Baixas comprenden el tramo de costa desde la Ría de Corcubión hasta la Ría de Vigo yendo de norte a sur. Es una de las mejores zonas para navegar de toda la costa peninsular y no solamente por la belleza paisajística, sino por lo acogedor de sus gentes y su magnífica gastronomía.

¿Dónde navegar?

La rutas a trazar dependerá del tiempo del que dispongas. Si es de un día con un barco propio o alquilado, te sugerimos sin lugar a dudas un paseo por las Islas Cíes, ida y vuelta desde Vigo, siguiendo la ruta de “Un día por las Cíes“. Estas islas están incluidas en el Parque Nacional de las Islas Atlánticas de Galicia.

Si son dos días, entonces, sigue la ruta de Vigo – Baiona, atracando de paso en las Islas Cíes, fondeados en la playa de Rodas, considerada como la mejor playa del mundo nada menos, sin olvidar que el fondeo está restringido a un número limitado de barcos y es necesario solicitar un permiso. Merece la pena y les gustará aquellos bañistas que aprecien las aguas frías. Después desde aquí poner rumbo a la Ensenada de Baiona donde pasar la noche.

En las Cíes es impresionante observar los altos y desnudos acantilados golpeados por las enormes olas del Atlántico, que recrudecen su fuerza en la parte oeste de las tres islas y sobre las cuales revolotean una gran variedad de aves marinas, además de los ya comunes cormoranes y gaviotas.

Si finalmente desembarcas y visitas la isla, no dejes de ver el Monte del Faro. Es una ruta de unos 7 kilómetros de ida y vuelta que recorre en su mayor parte la Isla de O Faro y sube hasta el faro de Cíes a 172 m de altitud para allí poder disfrutar de la impresionante panorámica de las tres islas y sus acantilados.

Si quieres que te lleven, lo puedes hacer mediante una visita guiada en la Goleta “Nauja” perteneciente a la empresa Merak, un barco de época con tripulación disfrazada acorde con los tiempos de su construcción, que parte desde el Club Náutico de Vigo y se pasea por la Ría de Vigo hasta las Islas Cíes o te lleva hasta Baiona.

Por otro lado, la empresa Sailway ofrece una amplia flota de veleros para alquilar con y sin patrón tanto en Galicia como en otros destinos. Disponen de un completo programa de formación para la obtención de las titulaciones oficiales, organizan rutas temáticas, desarrollan actividades lúdicas-deportivas para grupos y ofrecen una amplia carta de barcos de segunda mano. Destacan por su flexibilidad para adaptarse a todo tipo de perfiles de clientes: charter, travesía, turismo náutico, formación náutica etc.

Con más tiempo y experiencia como navegante, te sugerimos una ruta de cuatro días por las Rías de Vigo, Pontevedra y Arousa. Si no eres de la zona, revisa bien los derroteros, ya que se requiere cierta experiencia, sobre todo para navegar por la Ría de Arousa debido a sus innumerables bajos, islotes etc, sin olvidar tampoco el movimiento de las mareas y la vigilancia permanente de las bateas dispersas por todos los rincones de cada una de las rías.

Fíjate al navegar la Ría de Arousa de ver el faro de la Rúa, localizado en un islote pedregoso del mismo tono que el material de construcción del edificio del faro, y que se encuentra ya entrado en la ría a la altura de la Isla de Arousa. Durante el atardecer las vistas son increíbles.

¿Dónde fondear, comer y salir?

Además de la playa de Rodas antes mencionada, si navegas hacia el norte, puedes pasar la noche en la playa de Pitens en la Ría de Aldán. No abandones esta ría si darte una vuelta por el Bar Muelle o A de Diego como se le conoce popularmente para degustar pescado y marisco recién salido del mar.

Si decides fondear en la Isla de Ons, hazlo en la playa de Melide en la parte este de la isla, y ve a casa checho a disfrutar una de sus famosas caldeiradas de pulpo. Esta playa nudista es la más grande de toda la isla que exhibe un complejo de dunas de arena fina y llama la atención por la claridad y calidad de sus aguas.

A esta isla paraíso del pulpo también se puede acceder desde Bueu, que es el municipio del que depende administrativamente, tomando un barco de ida y vuelta. Allí se pueden hacer algunas excursiones donde verás muchas aves, aunque menos bosques si se compara con las islas Cíes que están cubiertas de espesa vegetación. En la parte oeste, podrás visitar el faro, caminar por sus peligrosos acantilados y sentir la intensidad de las aguas.

En Sanxenxo y Portonovo existe una gran oferta de bares de copas de todo tipo de ambientes para disfrutar la noche gallega. Es noche y espectáculo: en la época estival podrás pasar la tarde-noche en sus terrazas, discotecas y fiestas locales. Particularmente aconsejamos ir al bar el Aviador en Sanxenxo, un pequeño restaurante pero con un ambiente incomparable. Si te va más la “marcha”, puedes ir a la discoteca de Zoo Club, que abre en verano con un aforo de unas 3000 personas y cubre una gran variedad de ambientes.

Si tu visita coincide con la segunda quincena de julio, tienes que ir a la fiesta del percebe en Aguiño, unas jornadas gastronómicas dedicadas al culto de este crustáceo. O a la fiesta del Carmen en Cabo de Cruz, con su famosa procesión marítima y fuegos artificiales acuáticos por la noche.

Fondeados en Baiona tienes que ir a comer buen marisco en el Restaurante Rocamar salpicado por las olas, sobre todo en los días de mar revuelta, y que cuenta con unas vistas preciosas de las islas Cíes.

¿Qué hacer o visitar?

Damos por hecho que te gustan los deportes náuticos y entre las innumerables posibilidades, te recomendamos la playa de la Lanzada, cerca del puerto deportivo Pedras Negras, donde podrás practicar desde el surf, windsurf, pesca deportiva, paddle surf e incluso submarinismo.

En la misma línea, en la larga y tranquila playa de Barraña puedes practicar windsurf y vela ligera, ya que es más segura por tener menos oleaje. Y de paso visitar el casco histórico de Boiro o dar un paseo por la desembocadura del río Coroño, recorriendo sus pinares y merendar en sus mesas y barbacoas colocadas convenientemente.

En Pobra do Caramiñal puedes visitar el Centro Cultural dedicado a Valle-Inclán en Torre de Bermúdez, donde podrás empaparte del legado dejado por el escritor: documentos, manuscritos originales, fotografías, ediciones de sus libros etc. O el Museo del Mar en Rianxo, que cuenta con una exposición con paneles informativos centrados en la relación de la gente de Rianxo con el mar y sus tradiciones.

Puedes visitar el conjunto histórico-artístico de Cambados, su plaza, el barrio marinero de Santo Tomé, el pazo de Fefiñáns y las bodegas de Albariño con su correspondiente cata. Para ir a Cambados tendrás que entrar en su puerto, pero hazlo con cuidado y revisa detenidamente las cartas y las mareas antes, puesto que hay numerosos peligros por esta zona.

En el sur de las Rías Baixas, en Baiona, debes de visitar la réplica de la carabela Pinta, ya que el puerto de Baiona fue el primero en recibir la noticia del descubrimiento de América por la arribada el 1 de marzo de 1493 de la Pinta. Por eso, el primer fin de semana de marzo se conmemora dicha llegada en la Festa de la Arribada.

De paso, también puedes dar una vuelta por la Fortaleza de Monterreal, que parte se ha convertido en un Parador de Turismo, y recorrer el paseo de Monte Boi que ofrece unas vistas fantásticas a la bahía de Baiona e islas Cíes.

surcando

Lo que necesitas para organizar tu travesía

Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.