COSTA CÁLIDA Y MAR MENOR

Etiquetas - palabras clave: , ,

Propuesta de viaje

La Costa Cálida es la zona de costa que corresponde a la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, cuya extensión es de unos 250 kilómetros donde se pueden encontrar playas de arena suave y blanca y otras aisladas que están rodeadas de acantilados. Aquí se encuentra el Mar Menor que es una laguna salada separada de lo que allí se conoce como el “Mar Mayor” por una lengua de tierra de unos 24 kilómetros entre Cabo de Palos y la Punta del Mojón, denominada La Manga del Mar Menor.

El clima es muy bueno, con temperaturas suaves en todas las estaciones del año y unas lluvias escasas. Los paisajes se caracterizan por el color marrón y seco como consecuencia de la escasez de agua, compuestos por tierras áridas con huellas históricas de todas las épocas: íberos, cartagineses, romanos hasta la modernidad.

En esta región podrás disfrutar del sabor a huerta y pescadores, de una historia rica y por supuesto de una gran gastronomía, con una relación calidad precio muy interesante. Destacan los productos de la huerta murciana por encima de todo, pero también merecen la pena las carnes y sus variadas formas de cocinar junto con los pescados y mariscos frescos, sin olvidar los salazones, las conservas, las mermeladas, los quesos y los vinos.

Mar Menor

El Mar Menor es uno de los sitios mejores y más conocidos en España, y me atrevería decir en el mundo, para la práctica de los deportes náuticos. Un buen momento es la Semana Santa, que es para muchos el comienzo del buen tiempo y de la temporada de navegación. Después de un invierno duro todos los amantes del mar, sobre todo los que viven alejados de la costa, están deseando salir al agua.

El Mar Menor ofrece otras ventajas para pasar unos días. Es un lugar eminentemente turístico con todos los servicios hoteleros que puedas necesitar y la oferta de ocio es variadísima.

La vela ligera, windsurf, kitesurf y piragüismo son los deportes náuticos más populares para practicar aquí, sobre todo por la seguridad personal, que es muy importante cuando se está empezando. Aunque hay una multitud de escuelas de vela, recomendamos particularmente la Estación Náutica del Mar Menor, la Escuela de Vela Sandrina, una de las primeras de la zona, o el complejo deportivo Dos Mares Ocio Sport, entre otras muchas.

La Manga del Mar Menor

Para los cruceristas, el Mar Menor es una opción muy recomendable sobre todo si hace tiempo que no navegan o para los recién “licenciados” en el PER. Sus condiciones climáticas y la ausencia de oleaje lo convierten en el escenario ideal para la práctica de los deportes náuticos.

La opción más habitual es quedarse dentro del Mar Menor; sus aguas son siempre tranquilas y el viento está asegurado (no en vano es un paraíso para los windsurfistas y kitesurfistas). Hay que prestar atención a algunos bajos y, en ocasiones, a la acumulación de embarcaciones de todo tipo que no siempre tienen claro las preferencias en los tránsitos. Presta antención a la descripción de los puntos más problemáticos en el Mapa de Áreas de Peligro de Murcia.

Se pueden hacer unas cuantas viradas navegando en una pastinaca (embarcación de vela ligera típica de la zona), como por ejemplo una vuelta a la isla Perdiguera desde los Alcázares o desde la La Manga del Mar Menor hasta la isla del Barón. Si quieres un crucero, en la localidad de los Alcázares se encuentra la empresa Virazón chárter donde puedes alquilar veleros con o sin patrón, además de ofrecer paseos y otros servicios.

La isla de la Perdiguera

Puedes fondear prácticamente donde te dé la gana. Los fondos son de arena y la profundidad es escasa, entre 1 y 6 metros, y la ausencia de oleaje permite hacer un alto en la navegación casi en cualquier momento. Lamentablemente, lo que no va a faltar son las medusas que aparecen por todas partes. Si quieres bajar a comer, te proponemos la Escuela de Pieter, donde puedes disfrutar de una comida, o mejor, una cena espléndida a la orilla del mar con tu barco a la vista. En la otra punta de La Manga encontrarás el Paquebote, un restaurante muy recomendable. En cualquier caso, La Manga del Mar Menor es un lugar eminentemente turístico donde la oferta en retauración es infinita.

?Para dormir la oferta es extensa, desde hoteles de cuatro estrellas, como el hotel Entremares, hasta apartamentos alquilados por particulares en casi cualquier bloque de edificios. Es conveniente tener en cuenta que La Manga no tiene salida por el norte y los atascos de tráfico en temporada alta pueden llegar a ser desesperantes, por lo que elegir alojamiento en función de dónde vas a practicar tu deporte náutico favorito puede ahorrarte, cuando menos algún momento de desesperación. En cualquier caso, tienes disponible el servicio de radiotaxi del Mar Menor.

Mar Mayor

Si quieres un poco más de “acción” puedes salir (después del consabido atasco, en este caso de barcos) al bien llamado “Mar Mayor”, atravesando el puente de la Estació. La costa y el mar cambian radicalmente y podrás disfrutar de la Reserva Marina de Cabo de Palos – Islas Hormigas o navegar doblando el cabo de Palos para divisar su faro desde el mar o visitarlo desde tierra si recalas en el puerto deportivo de Cabo de Palos. Para ello, lo habitual es alquilar un velero o una lancha en el puerto de Tomás Maestre, puerto donde se ubica la empresa de Charter Yaquestay, y si buscas embarcaciones a motor, en la empresa Marina Center hay bastantes donde elegir.

Puente de la Estació

Una vez hayas conseguido el barco puedes ir hacia el norte hasta Torrevieja o incluso Santa Pola, donde hay varios puertos, o ir haciar el sur que es bastante más variado. Si dispones de un fin de semana, te recomendamos la ruta La Manga del Mar Menor-Cartagena cruzando la Reserva Marina hasta la playa de Calblanque, una de las mejores playas de todo el Mediterráneo, y de ahí recorrer el tramo de costa desde esta playa hasta el puerto de Cartagena. En el cuaderno de bitácora titulado Fin de Semana por la Costa Cálida describe con todo detalle los montes que te encontrarás a su paso, la situación de las baterías de costa, puntas, cabos y fondeaderos a lo largo de esta costa para que no te pierdas ningún detalle.

La ciudad de Cartagena es magnífica para dar un paseo y visitar sus fortalezas, como el Fuerte de Navidad en la bocana del puerto, donde se localiza el Centro de Interpretación de la Arquitectura Defensiva de Cartagena y el Mediterráneo. Es una oportunidad única para visitar ARQUA, el Museo Nacional de Arqueología Subacuática, donde se muestra una réplica de uno de los dos barcos fenicios encontrados en la bahía de Mazarrón. O ver el submarino de Isaac Peral, recientemente trasladado al Museo Naval de Cartagena.

Submarino de Isaac Peral en Cartagena

Otra opción es la ruta de tres o cuatro días desde Cartagena hasta Águilas, pasando por Mazarrón, para luego regresar a Cartagena. En este caso, puedes alquilar un barco en la empresa Barcos y Charters que te ofrece veleros para alquilar con o sin patrón, además de otros servicios. Durante este recorrido hay varias opciones de fondeos fantásticos, como la cala Cerrada tras el paso por el cabo Tiñoso y antes de alcanzar la punta de la Azohía siempre y cuando el tiempo sea favorable. Aquí estarás tranquilo, no está masificada y no dispone de ningún tipo de servicio.

En la punta de la Azohía, dentro de la ensenada de Mazarrón, tienes un fondeadero espectacular al amparo de los vientos de levante y bajo la vigilancia de la Torre de la Azohíay otro al este de la isla Plana. Más al sur, puedes fondear enfrente de la torre Cope, en la Ensenada de la Fuente, donde encontrarás una playa de rocas con poca gente y tranquila.

Si recalas en el puerto deportivo Club de Regatas de Mazarrón, además de ser una zona con bastantes peligros para la navegación en los alrededores de la isla de Adentro, tienes que saber que justo en la parte norte de esta isla está la playa de la Isla, que es muy conocida porque frente a la misma se encuentra hundido un barco fenicio del siglo VII a. C. Además de este atractivo, Mazarrón siempre ha destacado por la riqueza de los minerales que fueron explotados por los fenicios, romanos, árabes hasta el siglo XIX, que dejaron innumerables restos arqueológicos.

Cuando dejes este puerto hacia el sur, fíjate cuando navegues frente a la playa de Bolnuevo en las erosiones espectaculares esculpidas por el agua y el viento, que configuran un paisaje natural extraordinario, que se conoce como el Paisaje Encantado de Bolnuevo.

Al oeste del monte Cope, ya en Águilas, se encuentra la famosa Calabardina, conocida por ser un lugar ideal para la práctica del submarinismo, ya que alberga varios puntos de inmersión con pecios, arrecifes, fondos rocosos y una gran riqueza en flora y fauna submarina. Si eres aficionado a este deporte, la otra zona en esta costa donde ir es la Reserva Marina de Islas Hormigas, un conjunto de islas cercanas al cabo de Palos en cuyo fondo marino destaca la inmensidad de las montañas submarinas, las praderas de Poseidonia y la gran cantidad pecios acumulados a lo largo de la historia.

Cabo de Palos e isla Hormigas

Otro lugar que no te debes perder es la isla del Fraile, fondeado a su resguardo, incluso para pasar la noche si lo deseas. En esta isla se conservan los restos de una factoría romana de salazones, donde se elaboraba una salsa de pescado denominada garum. Aprovecha la ocasión para ver algún delfín, ya que este Espacio Natural Protegido es conocido por ser un lugar de avistamiento de cetáceos.

Tienes que dar un paseo por Águilas, una ciudad agrícola abierta al Mediterráneo con un puerto de vocación marinera. Las obras de este puerto se terminaron en 1884, que supuso el punto de partida del incremento de la actividad comercial. Aquí se movían minerales de la sierra de Almagrera, carbón de Inglaterra, cementos etc; incluso ahora posee la flota pesquera más importante de la Región de Murcia.

Por último, no olvides visitar las termas romanas o subir hasta el castillo de San Juan de Águilas, uno de los mejores fortificados del siglo XVIII, hecho que permitió el resurgimiento de la ciudad en aquella época, y desde el cual podrás disfrutar de unas vistas impresionantes.

Vista puerto de Águilas e isla del Fraile al fondo desde el castillo de San Juan

Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.