COSTA BRAVA SUR

Etiquetas - palabras clave: , , ,

Propuesta de viaje

La costa Brava Sur va desde Pals hasta Blanes. Como se puede comprender las posibilidades de rutas por esta zona son innumerables y también las de realizar rutas combinando puntos de la costa Brava Sur con la Norte.

Estando en Roses se pueden hacer una ruta de un par de días hasta L´Estartit, hacer noche allí para luego al día siguiente navegar toda la bahía del L´Estartit hasta las calas de Aiguafreda y de Sa Tuna, situadas justo al comienzo de la costa Brava Sur, tal y como se describe en la ruta Roses – Estartit – Sa Riera – Aiguafreda o en la propuesta de ruta combinada de una semana de costa Brava Sur y Norte, como es la ruta de Roses – Begur – Palamós – Blanes – S´Agaró – L´Estartit – Cadaqués. En esta extensa ruta el punto más al sur que se alcanza es Blanes y el más al norte es el cabo de Creus.

Otra ruta combinada de costa Brava Norte y Sur es la propuesta de una semana que va desde Roses pasando por Begur, Palamós y Blanes, para luego regresar recalando en S´ Agaró, L´Estartit y Cadaqués. Los detalles de la ruta los tenéis aquí: Ruta Roses – Begur – Palamós – Blanes – S´Agaró – L´Estartit – Cadaqués – Roses.

Pero si quieres una ruta exclusiva de la costa Brava Sur, consulta la siguiente propuesta de la Ruta Palamós Blanes, de dos días de duración, que recorre los puntos más representativos de esta costa.

A partir de ahora vamos a describir la costa Brava Sur en sentido norte sur, que comprende desde la playa de Pals hasta la desembocadura del río Tordera en Blanes. Se trata de una costa rocosa con acantilados cubiertos de vegetación típica de bosque mediterráneo que alcanza hasta la misma orilla del mar. De vez en cuando, aparecen playas de arena fina dorada. Pals es una ciudad preciosa donde se encuentra los Masos de Pals, situado entre los pueblos de Pals y la playa, formado por un conjunto de masías fortificadas de gran interés arquitectónico.

A partir del Pals, el siguiente punto a destacar es Begur, un pueblo pescador que cuenta probablemente con las mejores playas de la costa Brava, como son la cala Sa Riera, Aiguafreda, Sa Tuna, Fornells y Aiguablava.

Cala Sa Riera

Más al sur, recomendamos visitar las playas de Tamariú, otro antiguo asentamiento de pescadores, que dispone de una amplia red de servicios y cuyo fondeo es ideal. Lo mismo ocurre con la playa de Llafranc que cuenta con boyas de amarre para las embarcaciones de recreo y con todos los servicios, incluso una plataforma de buceo.

Ahora viene Palafrugell, situado al pie del macizo de las Gavarras, conformado por la calella de Palafrugell, enfrente de este pueblo emblemático de pescadores de la costa Brava, pero ve con cuidado a la hora de fondear, que en el fondo hay muchas rocas.

Si continuamos hacia el sur encontraremos las islas Formigues, compuestas por dieciséis islotes ideales para la práctica del submarinismo. Las calas que hay en la costa al norte de estas islas tienen unas aguas cristalinas, estupendas para el baño, pero si decides fondear aquí ten en cuenta que sus tenederos son rocosos, y hay afloramientos de rocas y arrecifes por todas partes que no hacen de ellas un lugar idóneo para el fondeo.

Cuidado con el paso entre las islas Formigues y la costa y mucho ojo con el bajo El Furió, situado más cerca de la costa que de estas islas, que te puede romper la orza si navegas en un velero. Si no conoces la zona, lo mejor es pasar las islas Formigues por la parte exterior y dejarles el mayor resguardo posible a fin de evitar sorpresas.

Illes Formigues

Después Palamós, cuyo puerto comercial es uno de los más importantes. Aquí lo más representativo es la gamba roja de Palamós, apreciadas por ser unas de las mejores de la zona por su sabor característico, con reconocimiento incluso internacional. Si queréis saber más de las formas de pesca de esta delicioso crustáceo podéis visitar el Museo de la Pesca que se encuentra en este mismo municipio.

En los alrededores de Palamós se puede fondear en la cala del Castell que posee una playa virgen y extensa donde se asentó un pueblo ibérico el siglo VI a.C. justo en el promontorio de la punta del Castell, y cuyo yacimiento se puede visitar. Puedes recalar también en la cala Fosca, pero está bastante masificada y la profundidad es variable. Donde sí debes fondear sobre todo si quieres visitar la ciudad, es en la playa Gran de Palamós, con más de medio kilómetro de playa para echar el ancla. Pero si quieres estar más tranquilo puedes amarrar el barco en la Marina de Palamós o en el Club Náutico Costa Brava de Palamós.

Una alternativa similar a la de Palamós es fondear en la playa de San Antoni de Calonge para dar una vuelta por Calonge, pero si el viento es fuerte es mejor que busques otro lugar, aunque el oleaje sea moderado. Lo mismo ocurre se fondeas enfrente de la Platja d´Aro, aunque en este caso además de la elevada exposición a todos los vientos, tienes que tener cuidado con los escollos que hay en los extremos.

Platga d´Aro es otro municipio de pescadores que se ha convertido en un gran centro turístico de la costa Brava. El Castell-Platja d´Aro es un municipio formado por el Castell D’Aro, Platja D’ Aro y S’Agaró. El castillo de Benedormiens es el origen de la villa de Castell d´Aro durante la Edad Media y ahora sirve de centro donde se muestran exposiciones de arte y cultura tradicional del municipio.

Castillo de Benedormiens

Después de recorrer la costa acantilada rocosa con varias calas pequeñas con tenederos regulares, llegarás a la inmesa playa de Sant Pol, arenosa, tranquila, con todo tipo de servicios; lo único que no es conveniente para el fondeo nocturno por estar muy expuesta. Aquí puedes aprovechar la oportunidad de visitar Sant Feliu de Guíxols, que destaca por su tradición marinera y corchera, además de poseer un conjunto monumental impresionante. Como curiosidad, en este municipio Carmen Cervera tiene su enorme chalet además de su barco de lujo. Sant Feliu de Guíxols es conocido internacionalmente por el festival de música que se celebra cada verano en la zona, el Festival Internacional de la Porta Ferrada, instituido en 1958, que se celebra en su monasterio.

Partiendo de Sant Feliu ya antes de llegar a Tossa de Mar hay un conjunto de calas muy conocidas en las que tendrás que recalar a la ida o la vuelta. Estas son la cala Futadera, Giverola, Pola y Bona, que se caracterizan por ser rústicas, poco urbanizadas, algo aisladas e innacesibles.

Y por fín, Tossa de Mar, que se ha convertido en un gran centro de afluencia por sus playas, extenso patrimonio histórico y variada oferta de ocio. Su gastronomía, con presencia de pescado y marisco frescos procedentes de la actividad tradicional de Tossa. Ciudad de reunión de artistas y bohemios, con un museo de Marc Chagall y, por supuesto, el recinto medieval de la Vila Vella. Para disfrutar de todo lo que te ofrece esta ciudad puedes fondear en la ensenada de Tossa de Mar o enfrente de la playa de Tossa o más al norte en la playa de Palma, cuidando alejarte lo más posible de la Llosa de la Palma y del freu de la isla de la Palma con la costa.

Vila Vella en Tossa de Mar

Pero si quieres tranquilidad puedes fondear en la cala Es Codolar, al otro lado del cabo de Tossa justo en el extremo opuesto de la punta Morro de Porc donde se encuentra las ruinas de Vila Vella, antiguo puerto de la época romana y también pueblo de pescadores.

Antes de llegar a Lloret de Mar, existe la posibilidad de fondear en la amplia Cala Canyelles, y si no te convence por la falta de abrigo, puedes ir al pequeño puerto de Cala Canyelles, aunque sus instalaciones son bastante exiguas – sólo para esloras de 8 m – pero es el único puerto deportivo que tiene esta ciudad. Puedes tomar un baño y tumbarte en la arena de su playa, que es gruesa y blanca. O desgustar de una gran variedad de arroces en el restaurante de la Cala Canyelles, que queda bastante cerca de la playa.

Si el tiempo acompaña puedes fondear en la larga y concurrida playa de Lloret de Mar que no ofrece mucho abrigo, pero tienes todo tipo de servicios a tu disposición. Lloret de Mar destaca por su gran variedad de oferta en ocio nocturno. Si quieres “marcha”, aquí está totalmente garantizada, quizás demasiado. En este sentido es uno de los principales destinos de vacaciones de los europeos, sobre todo franceses e italianos, aunque este municipio está intentando cambiar este modelo para diversificar su oferta con otros productos. La oferta más representativa de ocio nocturno la puedes encontrar en el Gran Casino Costa Brava y la discoteca Hollywood.

Ocio nocturno de Lloret de Mar

Otra opción más tranquila es realizar una visita por su patrimonio histórico y monumental, como el poblado ibérico de Puig de Castellet, situado en lo alto de las montañas que rodean Lloret de Mar a 2 kms de su centro. Se conoce que este antiguo poblado fue ocupado por la tribu de los indiketas y sirvió como zona de vigilancia ante la llegada de los romanos invasores a Ampúries. O fondear más al sur, en la playa de Santa Cristina, algo más tranquila que la de Lloret de Mar, donde se ofrece lo imprescindible y un abrigo también malo sobre todo con mal tiempo.

Terminamos el recorrido con Blanes, donde puedes fondear en la cala Sant Francesç que cuenta con bastante resguardo pero tienes que vigilar el tenedero que es de roca y arena. En este lugar, punto del comienzo de la costa Brava se halla el impresionante jardín botánico Marimurtra con más de 4.000 especies de la flora típica mediterránea y subtropical, emplazado en un gran sitio que domina unas vistas increíbles de la costa y el mar.

surcando

Lo que necesitas para organizar tu travesía

Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.