Un Día de Navegación por El Mar Menor

FICHA DEL ARTÍCULO

Sección:
Etiquetas - palabras clave: , ,


Artículo (archivo): Un Día de Navegación por El Mar Menor

Artículo

Un Día de Navegación por El Mar Menor.

Afortunadamente cada vez hay más gente que se está dando cuenta de las posibilidades que ofrece nuestro entorno natural para el desarrollo de actividades como la navegación, y prueba de ello es la cantidad de personas, y cada convocatoria más, que se animan a conseguir la licencia de Patrón de Embarcaciones de Recreo (PER). Además, tras notar la creciente demanda de esta actividad, numerosas empresas de alquiler de embarcaciones han aparecido, haciendo más accesible para todos disponer de un barco para poder disfrutar de un día navegando en la compañía de familia y amigos.

Ahora bien, el que posee el PER es consciente de lo poco que sabe, porque no nos engañemos, en la mayoría de situaciones (que no en todas) las prácticas para conseguir el PER dejan mucho que desear, y esto a pesar de ser algo cómodo en un principio, lo cual revierte en que a posteriori la gente no posea la confianza suficiente como para coger a su familia y animarse a alquilar un velero. Así pues hay quien recurre a la vieja práctica de navegar con amigos experimentados, el que tiene la suerte de poseer amigos con esas características, o en su defecto, quien alquila un barco con patrón. Fue esta problemática la que nos instó desde Yaquestay a crear unos cursos de navegación en invierno, precisamente para ayudar a esas personas que a pesar de tener el título no se veían capaces de patronear un barco con éxito.

Una vez solventados estos inconvenientes iniciales, y no antes de que nuestras ganas de aventuras superen al miedo inherente a emprender una gesta de estas características, surge la siguiente cuestión. ¿Dónde alquilo un velero? Es muy probable que tras plantearnos esta cuestión vayamos directamente a consultar en Google, y al final acabemos alquilando en algún sitio, bien porque el precio nos convence, o porque tienen el barco que nos gusta, o porque hemos leído que son gente seria. En fin, hay un enorme número de factores que pueden hacernos decantarnos por alquilar en un sitio u otro. Sin embargo, ¿y el sitio? ¿pensamos quizás en que elegir un buen sitio es fundamental para tener una buena experiencia?. pues sí, lo es, por muchos factores. Y sin duda uno de los mejores sitios para alquilar un velero de España, y por lo tanto del mundo, es el Mar Menor.

Empezaremos diciendo para el que no lo sepa, que el Mar Menor es la laguna salada más grande de Europa cuya extensión es de 180 Kilómetros cuadrados, separada del Mar Mediterráneo por La Manga del Mar Menor, una franja de arena de aproximadamente 22 km de largo.

Ahora imagina lo siguiente, has alquilado un barco en Alicante un fin de semana en temporada alta (entre Junio y Septiembre), lo cual para que sea posible, lo has tenido que hacer con la antelación suficiente (al menos quince días o un mes) por la fuerte demanda que hay en esas fechas. Y resulta que para ese fin de semana dan viento moderado-fuerte de Levante, con lo cual ya sabes que no te podrás esconder mucho del oleaje, y el número de fondeaderos se reduce exponencialmente, y muy probablemente, alguien de la tripulación se maree. Todo ello deriva pues en una experiencia negativa. O imagina, y esto es peor todavía, que dan buen tiempo para ese fin de semana, pero dos días antes ha estado soplando levante, con lo cual, te encuentras con un oleaje (mar de fondo) más que molesto y poco o nada de viento, lo que te lleva como en el caso anterior a una experiencia no muy agradable.

Cuidado, con esto no estoy diciendo que Alicante sea un mal sitio, todo lo contrario, es un sitio espectacular para disfrutar de sus rincones a bordo de un velero. Pero todo tiene su lado positivo y negativo, y en este caso, estamos viendo el negativo. Si la situación anterior sucediera, y nuestro velero alquilado hubiera estado por ejemplo en el Puerto de Tomás Maestre  (el puerto deportivo situado en el canal que comunica el Mar Menor con el Mediterráneo – Canal de “El Estacio”-, directamente descartaríamos el Mediterráneo y pasaríamos a navegar por el Mar Menor, con lo que estaríamos ante una situación extraordinaria para navegar, ya que la Manga del Mar Menor pararía el viento, y por las condiciones de la laguna salada apenas tendríamos oleaje.

Resumiendo, el Mar Menor es un sitio SEGURO 100%. Rodeados de tierra, en caso de necesitar ayuda la tendríamos rápidamente con nosotros. La falta de oleaje hace que las personas sensibles a este no se mareen, lo cual es importante para que esas personas reticentes a navegar por esta cuestión se sientan confiadas. Además, la navegación sin oleaje es más fácil y cómoda. En caso de ir con niños, el baño también es más seguro, y por último decir que venga el viento de donde venga siempre podremos navegar con comodidad, disfrutando de un entorno y paisaje únicos, y pasar la noche fondeados cerca de alguna de las islas de la laguna.

Pero, ¿todos los barcos pueden entrar en el Mar Menor? ¿se puede navegar en todo el Mar Menor? ¿qué peligros tiene? ¿dónde puedo dormir? ¿qué podemos hacer?

Empezaremos por lo más importante: los peligros

El principal y único problema que se nos puede dar en el Mar Menor es el de quedarnos embarrancados, que viene siendo clavar el barco en la arena y no poder sacarlo. Así que lo mejor es saber que El canal del Estacio tiene una profundidad de 3m, el resto del Mar Menor tiene una media de 5-6 m alejados de la orilla, y que existen algunos puntos con baja profundidad y que os señalo en rojo en el siguiente mapa, entre los que están: (1) la zona Norte del Mar Menor (Veneciola, Santiago de la Ribera…); (2) Prohibido pasar entre la isla del Barón – la más grande de todas las islas- y La Manga del Mar Menor; (3) una escollera de piedras frente a la Martinique… para más detalle véase el mapa. Para el resto del Mar Menor, el fondo siempre disminuye de forma progresiva por lo que el control de la profundidad no tiene mayor problema que el de poner un ojo en la sonda y ser precavido.

 También hay que tener cuidado con las redes de pesca. Durante el día siempre que uno esté atento, podrá ver las boyas que señalizan la existencia de una red, sin embargo y aunque está prohibido, durante la noche las redes carecen de señalización lumínica alguna, así que lo mejor es fondear con el último rayo de luz, y levantar ancla al amanecer. Si fuéramos a navegar de noche, siempre será mejor a vela, para que la red no se líe en la hélice y pueda causar daño en el motor.

Una vez conocidos los peligros ya es hora de disfrutar navegando…

 

Y navegar junto a las dos grandes islas del Mar Menor…

La Isla del Barón:

Y la Isla Perdiguera

Estas dos islas son ideales para fondear. En especial la Isla Perdiguera, que por su forma, además de ofrecernos un buen abrigo, en caso de que el viento cambie rápidamente en mitad de la noche nos permitirá levantar el ancla y fondear en el lado opuesto. Al ser una isla más pequeña es más fácil darle la vuelta. Tiene también la ventaja de que en caso de ir con jóvenes o niños, siempre es interesante realizar un desembarco matutino en la misma y explorarla a pie. Esto es fundamental para familias con niños que están iniciándose en la navegación. Los niños, con su infinita energía pueden en ciertos momentos crear tensión dentro del barco, al no estar acostumbrados a pasar tanto tiempo en un espacio tan reducido. Es por ello, que una “Misión de Exploración” a la isla se convierte en el descanso perfecto para "padres-marinos" en un día de crucero. Falta decir que la Isla Perdiguera es zona ZEPA (Zona de Especial Protección Para Aves), una zona de especial valor ecológico, lo que nos deja un espacio ideal para contemplar y visitar, pero también requiere de un respeto y un cuidado especiales.

Debemos recordar que la Isla del Barón es buena para fondear con vientos de componente E. Pero como hemos señalado que no se puede navegar entre la isla del Barón y La Manga, si cambiara a poniente (O) nuestra cobertura sería peor. La Isla del Barón en cambio es propiedad privada, y el desembarco en ella no está permitido.

Y ahora que sabemos cuáles son las ventajas que tiene el Mar Menor para navegar, sabemos por los sitios donde se puede ir, cuáles son los peligros, dónde están y cuáles son los mejores sitios para fondear, ¿qué más podemos hacer en el Mar Menor?, pues depende de lo que queramos. Para tomar unas copas tenemos la Discoteca “el Zeta”, un pub en plena orilla del Mar Menor que nos hace creer estar en Ibiza, y que está en funcionamiento desde el Gin-Tonic de después de la comida hasta la madrugada. Justo al lado encontramos un restaurante de mucha calidad que se llama “El Parador”, ideal para una cena o comida especiales. Otro sitio para comer de calidad es “La Escuela de Pieter” en Veneciola.

Y si lo que queremos es algo más del tipo chiringuitos de playa, con pescado frito y cosas así, os recomiendo el chiringuito de “Playa Chica”, al final de la Manga o Los chiringuitos “Lebeche” y “Manga Surf”. Estos son sólo unos pocos de los muchísimos sitios para relajarse fuera del barco (para más información podéis consultar http://lamangawind.com/restaurantes2b.html, aunque hay muchos más). Sin embargo para llegar a todos ellos es necesario disponer de un bote auxiliar, con el que poder acercarnos desde el barco a la orilla. El desembarco directo está bastante limitado en los puertos del Mar Menor por razones de calado. En caso de querer atracar en alguno de los puertos es siempre recomendable contactar con el puerto por radio y comunicarle el calado de nuestra embarcación, para que ellos nos indiquen si podemos entrar y por dónde. Si no disponemos de neumática auxiliar, y queremos comer o cenar de restaurante, os recomiendo el restaurante “Lebeche” que se encuentra justo enfrente del muelle de espera del puerto de Tomás Maestre, junto a los amarres de Yaquestay.

Si vamos a navegar por el Mar Menor, debemos tener siempre presente los horarios del puente del Estacio, que nos permiten entrar o salir del mismo.

Los horarios son:

En Verano: de 09:00 a 21:00 horas impares (09:00, 11:00, 13:00…)

Resto del año: de 10:00 a 20:00 horas pares.

¿Cuánto tiempo está abierto el puente? Pues está tanto tiempo como barcos haya en el canal a la hora de la apertura, lo que quiere decir que pueden ser 20 minutos, 5 o incluso, si no hay barcos que quieran cruzar, no abre. Por ello es recomendable que estemos al menos 5 minutos antes dentro del canal, para que nos vea y proceda a la apertura, y por si acaso debemos llevar la radio puesta en el canal 9, porque si no nos ve, emitirá la siguiente pregunta: “Aquí puente del Estacio ¿algún barco solicita la apertura?”. Si ningún barco la solicita, no habrá apertura.

Y os prevengo también que el puente no hace excepciones, lo cual quiere decir que si no respondéis a dicho mensaje, o si llegáis al canal un minuto más tarde de que el último barco haya cruzado, no pasaréis. Y da igual que en el Mediterráneo haya 50 nudos de levante con previsión de tifones y ningún sitio para fondear. Una vez el puente haya cerrado, no habrá NADA que hacer.

Si no pudiérais entrar, y tuviérais que pasar la noche fuera, podéis hacer dos cosas: la primera de ellas sería ir al puerto más cercano (puerto de San Pedro del Pinatar o el puerto de Cabo de Palos). Y la segunda, fondear en Puerto Mayor, que es la ampliación del puerto Tomás Maestre que había proyectada para el Mediterráneo, y que por cuestiones de ecología sigue paralizada. No obstante, hay unas placas metálicas del inicio de la obra que crean ciertos abrigos para, al menos, sortear una mala noche. En caso de que queráis fondear allí os recomiendo encarecidamente que lo hagáis a la luz del sol, que estéis pendientes de la sonda, y que controléis permanentemente el garreo.

Ya conoces el Mar Menor, un sitio único en el mundo, de una extraordinaria belleza y con unas cualidades totalmente excepcionales para navegar. Todo ello completamente a tu alcance. No lo pienses más y anímate, disfrutarás de una experiencia absolutamente única con tu familia o con tus amigos.

Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.