Ruta Roses – Begur – Palamós – Blanes – S’Agaró – L’Estartit – Cadaqués – Roses

FICHA DE LA RUTA

Tipo de navegación:
Distancia en millas: 116 nmi.
Duración de la ruta: 1 semana
Grado de dificultad: Media


Puerto base: Port de Roses
Finaliza en puerto base: Sí


Ciudades: , , , , , , , , ,
Costas:
Países:
Océano / Mar:

Localización - Google Map

Descripción de la ruta náutica
Esta ruta que les ofrecemos es ideal para conocer la Costa Brava desde otra vertiente, por mar, visitando las poblaciones más atractivas de esta costa, una de las más bellas del panorama español.
 
Día 1 (22 millas)
 
Saldremos del Puerto Deportivo de Roses y pondremos rumbo sur, cruzando la Bahía de Roses dirección a L´ Escala.
 
Dejaremos a babor la población de L´ Escala, famosa, entre otras cosas, por las anchoas, y continuaremos dirección a las Islas Medas. En esa ruta, a estribor, nos encontramos con una de las calas más bonitas de la Costa Brava Norte, Cala Montgó. Nos dirigiremos allí y fondearemos para, si nos apetece, darnos un chapuzón, tomar el sol y comer, ya sea en el propio velero o en alguna de las terrazas que hay en la propia cala.
 
Otra opción es atracar en el puerto deportivo de L´ Escalay comer en cualquiera de los restaurantes que encontraremos en el mismo puerto deportivo. Le recomendamos el restaurante “la llar dels pescadors” (casa de los pescadores), por la calidad/precio de sus productos.
 
Una vez comidos, levaremos anclas y pondremos rumbo sur, entrando en las escarpadas costas del Macizo de Montgrí que, próximamente, junto a las Islas Medes, formaran parte del futuro Parque Natural Macizo de Mongrí – Islas Medas. Aquí observaremos las enormes formaciones rocosas y las pequeñas calas a las que únicamente se puede acceder por mar. Las Islas Medas son una reserva integral famosa por su fondo marino y por las actividades subacuáticas que se realizan. Pasada esta reserva integral, continuaremos rumbo sur, dirección al cap Negre, a Begur, cruzando el Golfo de Pals.
 
Una vez dejado atrás la población de Begur, nos dirigiremos a una de las calas más bonitas de esta población y de toda la Costa Brava centro, la cala de Aiguablava, una cala ideal para fondear y pasar la noche. Si el estado de la mar no es propicio para fondear, recalaremos en el puerto deportivo de L’Estartit.
 
Día 2 (8 millas)
 
A primera hora de la mañana, saldremos de la cala Aiguablava y seguiremos costeando. Dejaremos a estribor la playa de Tamariu, el majestuoso faro de San Sebastián, así como las conocidas poblaciones costeras de Llafranc y Calella de Palafrugell.
 
Una vez dejadas atrás las Illes Formigues (Islas hormigas), nos dirigiremos a la todavía virgen playa de Castell (Castillo), una de las pocas playas de la Costa Brava que todavía no ha sido urbanizada. Aprovecharemos para relajarnos en sus aguas cristalinas y comer. A media tarde pondremos rumbo sur y, después de una pequeña travesía, llegaremos al Puerto Deportivo de Palamós.
 
Palamós es una población con gran tradición pesquera, donde todavía hoy queda una buena representación de barcos pesqueros de arrastre y donde se pesca la conocida y valiosa gamba de Palamós. Es pues, un buen lugar para degustar las mejores gambas de la costa catalana. Encontraremos una gran cantidad de restaurantes cerca del puerto pesquero, en el núcleo antiguo de la población.
 
Día 3 (18 millas)
 
Saldremos de Palamós y atravesaremos toda la bahía rumbo sudoeste. Dejaremos a estribor la población turística de Playa de Aro y, poco después, la población de Sant Feliu de Guixols. Continuaremos navegando y pasaremos la punta de Garbí, donde veremos la Costa Brava en su máxima expresión, con grandes formaciones rocosas y pinedas que llegan hasta la orilla.
 
Nos acercaremos hasta la bahía de Tossa, bajo el castillo, donde fondearemos para comer, si tenemos mar plana. Después de hacer la digestión pondremos rumbo a Blanes, donde haremos noche en su puerto Deportivo de Blanes. Aprovecharemos lo que queda de tarde para visitar el núcleo antiguo de Blanes o el jardín botánico.
 
Día 4 (13 millas)
 
Blanes se encuentra al final de la Costa Brava sur, por tanto, una vez hayamos visitado esta población gerundense, procederemos a poner rumbo noreste para volver a remontar la costa que ya hemos visitado anteriormente. Dejaremos atrás la ya conocida Tossa de Mar para fondear en cala Giberola, una bonita cala que encontraremos a 1,5 millas al sur de Tossa.
 
Por la tarde, subiremos las velas y navegaremos hacia la bahía de S’Agaró hasta llegar a la cala de Sant Pol, una bonita bahía, ideal para fondear de noche bajo la luz del famoso Hostal “La Gavina”. En caso de encontrarno con mala mar, una opción es desplazarnos un poco más al N, al puerto deportivo de Playa de Aro (Club Nautic Port d´Aro) para pasar la noche con tranquilidad.
 
Día 5 (18 millas)
 
A primera hora de la mañana, si encontramos tiempo favorable, saldremos de la bahía de S’Agaró e iniciaremos un día de navegación por la Costa Brava centro. Pondremos rumbo noreste remontando la costa y admirando los lugares todavía vírgenes de la Costa Brava, como cala Castell o las illes Formigues.
 
Una vez pasado el cabo de Begur, nos dirigiremos a la cala de Sa Tuna, donde haremos un descanso y fondearemos para darnos un baño y admirar la belleza de la cala. A media tarde pondremos rumbo a L’Estartit, atravesando el golfo de Pals. Haremos noche en el Puerto Deportivo de esta población y aprovecharemos para visitarla.
 
Día 6 (17 millas)
 
A primera hora de la mañana saldremos de Estartit, dejaremos a estribor las islas Medas, cruzaremos el golfo de Roses y pondremos rumbo hacia la punta Falconera. Una vez pasada Punta Falconera, nos dirigiremos hasta cala Montjoi o cala Pelosa, ambas calas tienen su encanto.
 
Cala Montjoi, además de ser una bahía con un entorno maravilloso, es famosa por ser el lugar donde se encuentra ubicado el famoso restaurante “El Bulli”, del no menos famoso restaurador Ferran Adrià. cala Pelosa dispone de un chiringuito de playa, que regentan Juan e Isabel, donde se come de fábula a pie de playa. Los navegantes disponen de un servicio de boyas (previa reserva de mesa) y, si lo desean, puede solicitar e servicio de taxi-barca para llegar al restaurante.
 
A media tarde, saldremos de cala Monjoi o cala Pelosa y pondremos rumbo hacia la Bahía de Cadaqués. Aprovecharemos para visitar y admirar esta maravillosa población, disfrutando de un atardecer daliniano frente al pueblo, iluminado con las últimas luces del atardecer. En el caso que el estado de la mar esté agitado, otra opción es fondear en la bahía de Port Lligat, más resguardada de los vientos.
 
Día 7 (20 millas)
 
Este será el último día de nuestra ruta por la abrupta Costa Brava. A primera hora de la mañana saldremos rumbo al cabo de Creus. El cabo de Creus es la punta más septentrional de la península ibérica y es famosa por ser una zona de belleza extraordinaria, con aguas cristalinas.
 
Una vez pasado el cabo de Creus, nos dirigiremos a la primera cala que encontraremos, conocida por cala Culip, maravillosa para fondear. Si nos encontramos con viento del N, es mejor optar por fondear al sur del Cabo de Creus, en la bahía de la Guillola o en Portlligat, lugar conocido por encontrarse la residencia del famoso pintor Salvador Dalí. Desde estas calas admiraremos el sinuoso paisaje rocoso de la península del Cap de Creus.
 
Después de darnos el primer remojón del día, saldremos de Cala Culip, La Guillola o Port Lligat y pondremos rumbo al cabo de Norfeu. Antes de pasar este cabo entraremos en la bahía de Joncols, donde se encuentra la maravillosa cala Joncols, una cala donde podremos fondear en alguno de los muertos que encontraremos en la zona, y disfrutar de sus aguas cristalinas. En cala Joncols podremos comer, ya sea en el mismo velero, ya que dispone de todo lo necesario o en el restaurante del hotel o el chiringuito que hay en la misma cala. El hotel dispone de un servicio de taxi marítimo para los clientes que van a la cala en barco. Para contactar con el servicio de taxi haremos servir la emisora del barco, sintonizando el canal VHF 13
 
Después de comer y darnos un remojón pondremos rumbo a Roses donde, después de disfrutar de una navegación tranquila llegaremos al puerto deportivo, donde les estaremos esperando, poniendo fin a una inolvidable semana en la que habremos descubierto una Costa Brava diferente a la conocida hasta ahora.

Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.