Relato de un náufrago por Gabo

FICHA DEL ARTÍCULO

Sección: ,
Etiquetas - palabras clave: ,


Artículo

Con motivo del reciente fallecimiento de Gabriel García Márquez el pasado jueves 17 de abril, he releído Relato de un Náufrago, la historia de una aventura sobre la noticia de ocho miembros de la tripulación de un destructor de la Marina de Guerra de Colombia que cayeron al agua y desaparecidos como consecuencia de una tormenta en el mar Caribe, ocurrida el 28 de febrero de 1955. 

Este suceso fue contado en primera persona por el joven reportero Gabriel García Márquez tras el diálogo que sostuvo con el náufrago, Luis Alejandro Velasco, y cuyo relato resultó en denuncia política que ocasionó un gran polémica en el país que le costó la carrera al náufrago y el exilio al futuro Premio Nobel, ya que, en realidad, no hubo tormenta. 

Este relato te engancha desde el primer momento al ponerte en la piel de este náufrago que anduvo a la deriva en una balsa sin comer ni beber. Relata minuciosamente la lucha por la supervivencia, sus ficticias conversaciones con sus compañeros de tripulación que le permitían soportar la larga espera y albergar en todo momento la esperanza de que le encontrasen para luego ver a su familia en Cartagena de Indias.

Te hace sentir el movimiento convulso de las olas, los golpes de las aletas de los tiburones a las cinco de la tarde acechantes en todo momento, el escozor del agua salada sobre las llagas, el aullido de la brisa fría y húmeda de las noches a la intemperie, las alucinaciones conversando con Luis Rengifo, la pequeña gaviota o el pez de grueso caparazón que apenas pudo comer y que le hicieron perder las esperanzas de acabar con vida.

Cuando acabó la pesadilla al llegar a tierra fue convertido en un héroe: 

“Nunca creí que fuera buen negocio vivir diez días de hambre y de sed en el mar. Pero lo es: hasta ahora he recibido casi diez mil pesos. Sin embargo no volvería a repetir la aventura por un millón.”

Fue un milago que Luis Alejandro pudiera contarlo, que sacara fuerzas de flaqueza y sobreviviera a los diez días de sufrimiento, aunque no pudo decir lo mismo acerca de su posterior experiencia de su corta fama y su vida en sociedad.

surcando

Lo que necesitas para organizar tu travesía

Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.