El fondeo

FICHA DEL ARTÍCULO

Sección:
Etiquetas - palabras clave: , ,


Artículo
 
Fondear con seguridad es un tema que debemos conocer, para hacerlo correctamente.
 
Hay que saber fondear de forma correcta y en todo tipo de condiciones.
 
El fondeo debe tener la suficiente línea, aumentando el calibre de la cadena o el peso del ancla en función del tamaño del barco.
 
Llevando un correcto equipo de fondeo podemos disfrutar de una agradable estancia, donde el mar nos lo permita.
 
Lo más adecuado es llegar al lugar de fondeo con luz diurna. De esta forma, podremos observar el lugar, el fondo y si el ancla trabaja de forma correcta. Incluso, para más seguridad, no está de más colocarnos un equipo de snorkel y echar un vistazo al ancla.
 
Para un correcto fondeo hemos de largar entre 3 y 4 veces la profundidad que nos marca la sonda. En supuestos de mal tiempo, entre 4 y 6 veces.
 
También tenemos que calcular el radio de giro del barco, por si cambia el viento, para respetar a los barcos que ya están fondeados y que puedan quedar dentro de nuestro circulo de borneo.
 
Una vez fondeados, daremos un par de tirones con el barco marcha atrás, para enganchar el ancla en el fondo. Acto seguido, tomaremos unas marcaciones, en dos puntos distintos de tierra firme para poder comprobar en cualquier momento si el barco garrea. Nunca tomaremos como referencia a otros barcos, ya que estos también pueden garrear y hacernos equivocar en nuestras referencias.
 
De noche, marcaremos nuestra posición con la luz de fondeo. De esta forma, los demás barcos podrán localizarnos en la oscuridad.
 
Los sistemas modernos de sonda, disponen de una alarma de fondeo que nos avisará si cambia en exceso o defecto.
 
Si el barco garrea, lo primero que haremos, si el entorno lo permite, es soltar más cadena. En el supuesto de que no estemos seguros, levaremos ancla y volveremos a fondear de nuevo.
 
Para evitar bloquear el fondeo, lo mejor que podemos hacer es orincar el ancla. De esta forma, podremos desenrocarla tirando del orinque hacia arriba.
 
Si el fondeo se nos queda bloqueado en alguna roca, y no tenemos el ancla orincada, largaremos cadena y daremos un giro alrededor del punto de fondeo, dando pequeños tirones para desbloquear el ancla.
 
Otra forma de desenrocar el fondeo es pasando un cabo (2/3 veces la profundidad de fondeo), por la cadena, sujetando los dos extremos y haciéndolo llegar hasta abajo con un peso. A continuación tiraremos en sentido contrario al de la línea de fondeo hasta desenrocar el ancla, ayudándonos con el bote auxiliar.
 
Si ninguna de estas opciones funciona, no nos quedará otra que bucear, teniendo en cuenta la profundidad y, lógicamente, el estado de forma de la persona que se ofrezca. Si no tenemos una buena condición física o experiencia, puede llegar a ser peligroso.
 
En el supuesto de no poder recuperar el fondeo, no habrá otra opción que abandonarlo. No es mala idea marcar el punto con una defensa, unida a la cadena, para volver después con un buceador y recuperar el fondeo. Si hay riesgo de que alguien se haga con el equipo de fondeo, podemos marcar el punto anotando la situación del GPS.

 

Coautores:

Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.