Isla de Ibiza

FICHA DEL LUGAR DE DEPORTE NÁUTICO

Tipo de deporte: , ,



Ciudades: , , , , ,
Costas: , ,
Países:
Océano / Mar:

Localización - Google Map


Ver Punto de inmersión: Bajo de la Esponja en un mapa más grande

Descripción del lugar de deporte náutico

Es Vedrá. Profundidad máxima de 60 m. En el islote de Es Vedrá. Se trata de una inmersión en pared que desciende hasta los 60 m. En la cota de 40 m disfrutamos buceando flotando en el intenso azul de estas aguas cristalinas recorriendo una pared poblada con grandes gorgonias rojas de intenso color rojo que contrastan fuertemente con el azul y el fondo de blanca arena. Inmersión recomendada para buceadores con experiencia. Es un lugar de mucha profundidad pero bellísima por su paisaje de gorgonias. Una inmersión espectacular que siempre se nos hará muy corta.         

La Bota. Profundidad máxima de 30 m. Recibe este nombre un bajo situado a varias millas de la costa cercano a la isla de Es Vedrá. Un lugar bien conocido por los navegantes por el peligro que encierra para las embarcaciones. Bucearemos alrededor del promontorio sumergido, que es como una isla en medio del azul. Realizamos la inmersión desde la parte más profunda de su vertiente este dando vueltas alrededor del promontorio hacia su cima. Es un lugar que por su situación geográfica es habitual encontrar zonas de intensa corriente. Factor ideal para encontrar abundante vida de peces, ¡muchos, muchos!. Grandes meros, bancos de barracudas que observaremos a muy poca distancia, morenas por todas partes, sargos, atunes, etc.
 
Isla de la Esponja. El más occidental y meridional de los islotes cercanos al puerto (10 min de navegación). Como en el resto de los islotes la inmersión consiste en dar la vuelta a la isla. La máxima profundidad se alcanza en la cara Sur, pared acantilada con grandes piedras en la base (33 m) entre las que existen recovecos y cuevas con gran colorido y abundante vida: cigarras de mar, cabrachos y un recubrimiento de las paredes y el suelo rocoso muy llamativo con grandes colonias de briozoos, formaciones del coral Cladocora, grandes esponjas, etc. Terminamos la inmersión en la vertiente norte, en una plataforma de roca de menor profundidad (12-15 m) con abundantes fredís, salpas, barracudas, pulpos… Lo que hace que sea también un lugar ideal para buceadores de iniciación o que hace tiempo que no bucean. Es una inmersión en la que si os deteneis podreis descubrir la gran riqueza y belleza que esconden nuestros fondos.
 
Dado Pequeño. Profundidad máxima: 33 m a 5 min de navegación del Puerto de Ibiza. Hay un bajo donde la poca profundidad que encontramos es ideal para buceadores con poca experiencia e inmersiones de iniciación (Discover Scuba, cursos…). Por otro lado la peculiaridad de su paisaje hace de este lugar una de las inmersiones preferidas por nuestros buceadores. Una pared orientada en dirección SE con formas caprichosas en cuya base encontramos grandes bloques de roca con abundante vida: bancos de grandes corvinas, sargos, morenas, cabrachos, barracudas, nudibranquios… Es sorprendente que el punto más cercano al puerto de Ibiza sea uno de los que más vida tiene.
 
Cala Olivera. En esta cala de aguas cristalinas y arena blanca encontramos una zona de fondeo cómodo y protegida de los vientos de poniente. La mínima profundidad es de 10 m, a medida que salimos de la cala hacia la punta de S'Estanyol vamos descendiendo hasta alcanzar una máxima profundidad de 20 m. Es una lengua de tierra que sale en dirección sur con una plataforma de roca a 15 m de profundidad y atravesada por numerosos túneles con un gran colorido (esponjas, briozoos, coralina, coral cladocora…). Inmersión muy cómoda y agradable recomendada para buceadores sin mucha experiencia, así como para cursos y bautizos.
 
La Catedral. Máxima profundidad 15 m. Inmersión cómoda y relajada, imprescindible para aquellos buceadores que saben disfrutar del paisaje y los contraluces. Tras recorrer pocos metros llegamos a la amplia entrada de esta cueva a tan sólo 12 m de profundidad, la cual nunca dejamos de ver durante nuestro recorrido por su interior. Una gran sala con un pasillo al final que nos lleva hasta una segunda sala de menor tamaño, llamada ''La Capilla''. En ambas podemos subir hasta casi nivel de la superficie donde encontramos dos cámaras de aire en las que podemos quitarnos el regulador y la máscara y observar las pulidas formas de la roca de la bóveda y el increíble juego de luces que a través de estas aguas cristalinas llega desde el exterior de la cueva. Apta para todos los niveles y que a todos gustará.
 
Llosa de Santa Eulalia. Este gran bajo a tan sólo una milla de la costa de Sta. Eulalia y 20 min de navegación desde Botafoch nos da la opción de hacer inmersiones muy distintas. Desde inmersiones de iniciación entre 2 y 10 m de profundidad por la extensa y luminosa plataforma de roca en cuyos agujeros y grietas se esconden pulpos, morenas, crustáceos… y grandes bancos de salpas, obladas y castañuelas nadan entre las algas y esponjas que recubren la roca. Si tenemos un poco más de experiencia podemos acercarnos al borde de la plataforma y descender por la pared que cae de forma brusca hasta la arena a una profundidad de 35-40 m. Esta gran pared y enormes bloques de piedra aislados en la arena nos hacen sentir la sensación de profundidad.
 
Isla Redonda. Pradera de Posidonia y zona de rocas. Comenzamos la inmersión de manera relajada buceando entre las rocas y por la pared (15-20 m) hasta que llegamos a la punta de la misma desde la que se deja ver un inmenso mástil. Yendo hacia él y adentrándonos unos metros en la arena descubrimos este barco pesquero recientemente hundido. De madera, con cabos y restos de velas todavía en su cubierta, está perfectamente conservado y debido a la profundidad a la que se encuentra (22m) tenemos tiempo de explorarlo y descubrir los numerosos peces que poco a poco irán poblando este nuevo pecio. De vuelta al punto de fondeo atravesamos una zona de rocas con numerosos meros, abadejos, serviolas..
 
Lladó Sur. En dirección E, tras 10 minutos de navegación llegamos a Los Lladó. Dos islas que ofrecen un paisaje típico mediterráneo con plataforma de roca a 12-15 metros por la cara norte y con una pared que desciende de forma suave hasta los 30-33 metros por la cara sur. Durante todo el recorrido alrededor de la isla encontramos grandes rocas con numerosos agujeros y recovecos entre los que descubriremos infinidad de vida marina. Suelen verse bancos de serviolas y barracudas a las que nos podremos acercar más de lo que podemos imaginar.
 
Lladó Norte. Plataforma de roca caracterizada por un relieve irregular en el que podemos alcanzar profundidades máximas 30-35 m. Un sinfín de ?colinas? subacuáticas con cuevas y grietas en las que encontramos gran cantidad de meros, falsos abadejos, pulpos, reyezuelos, morenas, barracudas, sargos… Es una inmersión muy cómoda que podrás hacer sea cual sea tu nivel de experiencia.

Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.