El espíritu del “Orgullo de Pedreña” por Ibiza y Formentera

FICHA DE LA BITÁCORA

Ciudades: , , ,
Costas: , , , ,
Países:
Océano / Mar:

Localización - Google Map

Cuaderno de bitácora

Día 1. Dénia – Es Vedrá – cala Yondal – Ensenada de la Canal – cala Jondal – Port de sa Savina

Llegamos a Dénia por la tarde justo para ver el partido de "La Roja" contra Irlanda, en el que les vapuleamos con un 4-0 entonándonos para el comienzo del viaje. Nos encajamos una paella Señoret mientras esperábamos al resto de la tripulación rezagada. Éramos diez intrépidos navegantes repartidos equitativamente en dos barcos Sun Odyssey 39i que según el armador eran completamente iguales. Pues no, había diferencias notables, que conste. Una vez repartido la comida, los camarotes, las guardias y las tareas zarpamos a la una de la madrugada de la Marina de Dénia con rumbo 90º hacia Ibiza. Dos tripulaciones muy competitivas completamente "picadas" ya desde el inicio para conseguir llegar el primero a una meta difusa, cuyas reglas cambian en el último momento y de manera interesada.

Las primeras guardias no fueron fáciles, ya que el tráfico de barcos mercantes era intenso, sin embargo los frikies de la náutica tuvieron la oportunidad de practicar el reconocimiento de faros, balizas y luces de otros buques. Lo importante es que había viento y ausencia total de contaminación lumínica, que permitió disfrutar de un cielo estrellado único, cuya intensidad aumentaba a cada milla que nos alejábamos de la costa.

Pasadas las diez de la mañana alcanzamos el islote de Es Vedrà tal y como se aprecia en la fotografía:

Nos dirigimos a la cala Yondal para ver con cierta envidia los barcos fondeados allí, y de paso esperábamos al barco retrasado. Estuvimos tomado fotos de la cala durante un buen rato como si fuera la primera vez. Tenga en cuenta el lector que han sido muchos meses de sequía, aunque no se confíen, que estos aparentemente inofensivos y principiantes fotógrafos son unos marineros duros que han navegado por los siete mares y han participado en regatas importantes…

Una vez juntos nos dirigimos a la Ensenada de la Canal para fondear enfrente de la playa de las Salinas, nadar un poco y comer en el emblemático restaurante de Sa Trinxa, representante de la cultura ibicenca donde de forma espontánea se ven actuaciones en la playa. Como la cala Yondal nos supo a poco por la mañana, decidimos volver a ella por la tarde, esta vez con el firme propósito de visitar el famoso Blue Marlin, para disfrutar de unas bebidas espirituosas en un marco incomparable de naturaleza exhuberante. No fue fácil alcanzar el pequeño embarcadero que hay en la playa debido a ciertos problemillas en la organización de las motoras, y si no, vean el vídeo y juzguen ustedes mismos.

Desde la cala Yondal hasta Formentera navegamos los dos barcos en ragata, lo dimos todo con el trimado de las velas..que si la contra, el pajarín, el desplazamiento del centro vélico, que si el ángulo de las lanillas, que si la raíz cuadrada del carro de la mayor con la integral del génova al cubo…A pesar de ello uno de los barcos llegó con enorme ventaja con respecto al segundo, el cual asegura que nadie de su tripulación tocó el motor, quizás se arrancó por un despiste; nunca lo sabremos…. En Formentera hicimos noche en el puerto deportivo Marina de Formentera.

Durante la travesía de regreso pudimos disfrutar de un aterdecer único y que pudimos captar en la siguiente fotografía donde se aprecia la silueta de la isla de Es Vedrà al fondo tras el espeque:

Día 2: Puerto Deportivo Marina de Formentera – Cala Sahona – Playa des Trucadors – Marina de Formentera

A la mañana siguiente como la previsión de viento era escaso, decidimos disfrutar de las estupendas calas que nos ofrece la isla de Formentera. Pusimos rumbo hacia la cala Sahona para pasar la mañana allí, comer y descansar. Un tripulante con ayuda de un aparejo de pesca del curricán se empeña y consigue capturar varios peces de los que juguetean con los bañistas de esta cala. Por supuesto, el pez fue devuelto al agua vivo y coleando.

A nosotros nos hubiera gustado navegar a vela, pero esta día no fue posible por la ausencia de viento, así que cambiamos de cala para ir a la playa Trocadors donde nos abarloamos para luego ir nadando hasta la playa y dar un paseo. En este lugar es donde se encuentra el freu que separa la Isla de Espalmador de la de Formentera. 

La tranquilidad de este día se truncó con una entrada al puerto bastante complicada, que produjo un tripulante herido durante la coordinación de la maniobra de atraque. El paciente recibió más de siete puntos quirúrgicos en la pierna durante su intervención en el Hospital de Formentera, mantuvo la calma en todo momento y resistió el dolor de su pierna herida con enorme dignidad…Este contratiempo no fue en balde, ya que el personal de enfermería nos informó del gran acontecimiento que iba a tener lugar ese mismo día en el pueblo de La Mola: la mítica fiesta de Flower Power, ambientada en la época hippie y donde todo el mundo se disfraza.

Día 3. Marina de Formentera – Marina de Dénia

De madrugada regresamos a Dénia una vez terminada la fiesta y dejado todo recogido. El amanecer en la isla de Ibiza es todo un espectáculo como muestra esta foto tomada durante la guardia. 

Y para terminar, la costa de Dénia, con el cabo de San Antonio a babor y los veleros saliendo en dirección a la bahía de Jávea. Una travesía muy tranquila por una meteorología benigna, quizás demasiado, porque nos quedamos con ganas de algún bordo que otro por el poco viento que encontramos. En cualquier caso, disfrutamos unas calas impresionantes y de grandes momentos en buena compañía.





surcando

Lo que necesitas para organizar tu travesía

Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.