Destino Santa Pola y Tabarca

FICHA DE LA BITÁCORA

Ciudades: , ,
Costas: ,
Países:
Océano / Mar:

Localización - Google Map

Cuaderno de bitácora

Día 20-8-13. Puerto de Tomás Maestre – Bahía de Santa Pola

Zarpamos a las 11:45 h, un poco tarde por el cansancio de la noche calurosa anterior en la que apenas pudimos dormir, y atravesamos el puente de la Estació puntualmente a las 12:00 h si a esto se le puede llamar puntual. El viento era del suroeste, o el clásico lebeche de la zona, que nos permitió navegar con rumbo de aleta hacia el norte en dirección a Santa Pola.

Para animar la travesía nos “picamos” con un velero de similares características, un Bavaria 40, que navegaba junto a nosotros. Tras ajustar o trimar bien las velas para sacar el máximo rendimiento, al final le fuimos adelantando poco a poco, dejándolo a cabo de un par de horas bastante lejos. Seguramente éste iba a su rollo sin competir, pero nosotros nos reímos un rato a la vez que practicamos con el manejo de las velas. 

Adelantando a otro velero

Con rumbo ajustado pasamos el cabo Cervera cerca de Torrevieja por los pelos, tanto es así que a más de uno se puso nervioso, vamos, el que escribe esta crónica. Más adelante, a la altura de la desembocadura del río Segura, nos encontramos con multitud de instalaciones de piscifactoría de la Granja Marina de Santa Pola, que tuvimos que ir esquivando convenientemente. Llegamos bastante tarde, alrededor de las cinco, para fondear enfrente de la playa de Tamarit, totalmente cansados, hambrientos y exhaustos. La recompensa fue un estupendo baño en aguas tranquilas y cálidas con las salinas del Brac del Port y la torre de Tamarit de fondo. Si te fijabas durante un largo rato, podías observar cómo se desprendían los picos de las montañas de sal, como si de un iceberg se tratase. También disfrutamos viendo a un grupo variado de chavales practicando todo tipo de deportes náuticos: kitesurf, windsurf, kayak, esquí acuático, vela ligera, etc. Y es que estas aguas son como las de una “piscina”, muy tranquilas, ideales para estos deportes. 

f salinas del Brac del Port bahía de santa pola

Salinas del Brac del Port en la playa de Tamarít en la bahía de Santa Pola

Sin olvidar el precioso atardecer rojizo que disfrutamos al final del descanso, antes de levar anclas para pasar la noche en el Club Náutico de Santa Pola, donde había un ambiente festivo y veraniego en sus alrededores.

Atardecer enfrente de la playa de Tamarít en la bahía de Santa Pola

Día 21-8-13. Club Náutico de Santa Pola – Isla de Tabarca – Puerto de Tomás Maestre

Una vez descansados, desayunados y aprovisionados, nos dirigimos hacia la isla de Tabarca lo más pronto posible, porque en agosto se pone a tope de barcos fondeados. Tampoco es que fuesemos muy madrugadores como buena tripulación perezosa, pero encontramos un hueco en la parte sur de la isla, en la playa de Tabarca. En un principio pensamos encargar una paella para comerla en el barco, pero al final desistimos, aunque luego nos dimos cuenta de que había un servicio de transporte de los propios restaurantes de la zona que habría sido más conveniente. La próxima vez será. 

Playa de Tabarca y torre de San José

Aprovechamos el fondeo al máximo y salimos más bien tarde de regreso al puerto base de Tomás Maestre. A las cuatro de la tarde zarpamos con viento lebeche – y por tanto, de ceñida – bastante escorados rumbo a la isla Grosa y en línea recta a fin de ahorrar el mayor tiempo posible. Nuestra intención era pasar el puente a las 20:00 h. A pesar de contar con un viento favorable que nos llevaba a más de 6 nudos, no fue posible llegar a tiempo de pasar el puente de la Estació; nos faltó tan sólo 20 minutos. No nos importó para nada pues disfrutamos de otro atardecer impresionante a la altura de San Pedro del Pinatar haciendo tiempo hasta la última apertura de las 22:00 h de la noche. 

Atardecer San Pedro del Pinatar

Cuando entramos por la bocana del puerto fondeamos al comienzo del canal de la Estació completamente sólos, tanto es así, que llamamos al puerto de Tomás Maestre y al puente de la Estació para asegurar que abrirían el puente a las diez. Efectivamente así lo hicieron y únicamente lo atravesamos nosotros. Atracamos como si supiéramos, a la primera, de noche, y sin ayuda del marinero. También es cierto que el viento era nulo, todo hay que decirlo.

En fin, una travesía estupenda, que por supuesto recomendamos a todos aquellos que vayan a navegar por la costa Cálida.

Canal de la Estació en el Puerto de Tomás Maestre

tripu.agosto

Varias travesías en velero y otras embarcaciones

Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.